ChemaTierra
NASA

2018, el cuarto año más caliente registrado en la historia

08-02-2019

El mensaje es claro: el planeta se está calentando

Por: Luis Moctezuma

 

El pasado fue el cuarto año con la temperatura promedio más alta desde que se tiene registro. Organismos internacionales ya publican los resultados de sus mediciones sobre 2018 y coinciden en que el planeta continúa su ritmo acelerado de calentamiento. La Organización Meteorológica Internacional (WMO), la Oficina Meteorológica del Reino Unido (Met Office) y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA) llegan a la misma conclusión.

Los años más cálidos

En los 139 años que la NOAA ha registrado la temperatura el año con el promedio más elevado fue 2016. En las siguientes posiciones se encuentran 2015 y 2017. Ahora oficialmente 2018 se une a la lista con la cuarta posición. Este proceso de calentamiento progresivo  lleva ya varias décadas.

El punto de referencia para estas mediciones es la temperatura promedio del siglo XX. Desde 1977 no ha dejado de incrementar la temperatura, en este periodo el planeta se ha mantenido en el promedio o por encima de él. Nueve de los 10 años más calurosos se dieron en este siglo, de 2005 a la fecha. No todo el globo ha resentido estos cambios de la misma forma.

La temperatura ha cambiado a ritmos distintos en la tierra y en el océano. En la superficie marina la diferencia de 2018 con el promedio del siglo pasado es de 1.19 grados Fahrenheit. Para la superficie terrestre el calor aumenta a mayor velocidad, ahí la diferencia respecto al promedio fue de 2.02 grados Fahrenheit. El promedio global en 2018 fue de 1.42 grados Fahrenheit sobre el promedio del siglo XX.

Este aumento no ha sido igual en todo el planeta. En tierra algunas regiones llegaron a récords históricos, es el caso de gran parte de Europa, el medio este de Rusia y Nueva Zelanda. En territorio marino esto ocurrió con parte del Pacífico Sur y los extremos del Atlántico. Además de un riesgo biológico, el alza en la temperatura también tiene impacto en otras áreas.

La NOAA reporta también las pérdidas económicas. Aunque se trata de cifras en Estados Unidos dan una muestra de lo que pasa en el mundo. En 2018 nuestro vecino del norte experimentó 14 desastres climáticos. En total, los gastos derivados de estos eventos fue de 91 mil millones de dólares. Entre los más significativos están el huracán Michael que causó daños por 25 mil millones de dólares y Florence que tuvo un costo de 24 mil millones. En cuestiones humanas estos desastres cobraron 247 vidas, sólo en aquel país.

La Met Office británica augura 5 años difíciles. Su pronóstico considera un aumento de entre 1.03 y 1.57 grados centígrados respecto al promedio de temperatura en la era preindustrial. En términos sencillos, los próximos 5 años traerán consigo más calor del que ya hemos conocido en este siglo.

Cada año las instituciones científicas alrededor del mundo confirman algo que ya intuimos, el planeta sigue calentándose. La Tierra funciona en periodos de enfriamiento y calentamiento graduales de forma natural. El riesgo en nuestros días es que la velocidad a la que ocurre es muy diferente a la de épocas anteriores. La influencia humana en estos cambios es evidente y aunque ya se toman medidas a nivel internacional para reducir el impacto, el pronóstico del clima se resume en que habrá más calor para este 2019 y los años que le sigan.

 

También te puede interesar: